LA CARGA DE TRABAJO COMO ESTRATEGIA EN LA OPTIMIZACIÓN DE COSTOS

Cuando la economía de un país entra en recesión y se afecta el aparato productivo del país, las empresas y organizaciones deben reducir sus costos y gastos al máximo, pero cuidando la calidad de sus productos o servicios y por ello es primordial visualizar los costos y gastos que podemos optimizar.

Cuando hablamos de costos de la empresa, se entiende como los desembolsos y deducciones causadas por el proceso de fabricación o por la prestación del servicio los cuales se pueden clasificar en:

  • Sueldos y salarios del personal de planta

  • Mano de obra al destajo

  • Materias primas

  • Materiales de consumo o insumos

  • Mercancías

  • Fletes

  • Arrendamiento del local de la planta

  • Servicios públicos

  • Daños y reclamos

  • Otros

     

Y si hablamos de los gastos de la empresa, encontramos que son los desembolsos y deducciones causados por la administración de la empresa

 

  • Sueldos y salarios del personal administrativo (gerente, secretaria, mensajero).

  • Vendedores

  • Arrendamiento oficina

  • Papelería

  • Correo y teléfono

  • Gastos de publicidad

  • Transporte

  • Mantenimiento del vehículo

  • Capacitación

  • Depreciación de muebles y enseres de oficina

 

En este sentido las empresas destinan en promedio entre un 20% a un 30% de su producto en sueldos y salarios, de tal forma que se buscan rentabilidades de entre 30% y 40%; y de esta manera lo restante se destina  a los demás ítems de los costos y gastos.

Por ello, buscar estrategias de optimización de costos y gastos dentro de una organización suele ser complicado cuando se toca el tema del personal, ya que se piensa que puede afectar la calidad de los productos y servicios. No obstante optimizar el personal de una manera profesional, responsable y matemáticamente ayuda a disminuir los costos entre un 5% a un 10%, impactando en la rentabilidad del negocio sin mermar la calidad y  servicio que se ofrece dentro de la organización.

Por otro lado el retorno de la inversión se puede estar dando en el segundo o tercer mes de aplicar una buena técnica de cargas de trabajo, en la que el volumen de la operación debe ser atendida por el número exacto de personas y contemplando sus pausas activas.

Una buena técnica de cargas de trabajo permite generar estructuras organizaciones con equilibrio, ayudando a mejorar el clima organizacional de la empresa y estableciendo patrones y estadísticas que ayudan en el rediseño de los procesos y contabilizando todas las actividades para su registro, control y trazabilidad.

Todas aquellas empresas que utilizan una buena técnica de cargas de trabajo, generan una cultura de optimización de personal, en la cual el área de Gestión Humana controla y soporta las necesidades de personal de manera matemática, evitando la subjetividad de las demás áreas que solicitan capital humano sin  ningún soporte que permita cuantificar la necesidad.

La carga de trabajo como estrategia en la optimización de los costos y gastos, es un componente que permite mejorar el clima organizacional, construir estructuras organizacionales equilibradas sin afectar la calidad del producto o servicio y lo más importante, establece las acciones de mejora que ayudan a construir procesos y estructuras acordes a los niveles y volúmenes de operación de cada empresa, de tal forma que exista un equilibrio entre el tiempo y número de actividades que un individuo debe tener para desarrollar sus funciones con un nivel óptimo de productividad, que beneficie a las organizaciones y que corresponda a una retribución económica, sin mermar la calidad de vida del empleado o funcionario.

Por: Juan Carlos Vega M. 


Leave A reply

Note: HTML is not translated!
    Bad           Good